Afortunadamente los campos de Canelón Chico, por su calidad en los suelos y su ondulada topografía, son excelentes tanto para la producción forrajera como para la cría de caballos. Nuestras 200 hectáreas nos permiten tener una muy buena producción de forraje durante todo el año.

Con el asesoramiento permanente de los Ingenieros Agrónomos Javier Buono y Fernando Rodriguez, nuestra producción está orientada a producir verdeos para pastoreo tales como raigrás en invierno, soja en verano y praderas permanentes de alfalfa.

Las divisiones internas de nuestros potreros están hechas con madera y cintas eléctricas, confiriendo la mayor seguridad posible a los caballos. Además cada potrero está abastecido de agua siempre limpia gracias a los bebederos automáticos.

Si bien nunca hemos atravesado ningún problema de seguridad, el Haras cuenta con un sistema de alarma perimetral en todo el establecimiento.